Cómo vencer la Procrastinación

Acción vs intención

Muchas veces has pensado como hacer alguna cosa que parece que se te hace un mundo.

Lo primero es saber si realmente es lo que quieres hacer, tener claro que de manera racional al menos parece que es lo que quieres.

¿Por qué digo al menos? Porque va a haber muy pocas veces donde tengas quizás de tu mano la firme convicción de algo, el 100%. Eso es así, siempre existirán argumentos que quizás no puedas responder como te gustaría… Pero señores, ese es el juego de la vida. Como se suele decir, se puede ganar o se puede perder. No hay más es así y no podemos hacer nada. Bueno si, no hacer nada y dejar que todo pase porque termine llegando a un extremo, ya contaminado y deformado por haberlo sometido a demasiada tensión, quiere decir, a una situación donde existe un conflicto y se sigue manteniendo más y más, por no querer hacer nada.

¿Te has fijado como la vida de los demás funciona así?
Las relaciones se agotan hasta que salen enfadados, discutiendo. Ocurren infidelidades y se incluyen sentimientos de tres personas en una relación.

Nos vamos de casa por que ya no aguantamos a nuestros padres, nos dejamos de hablar con familiares, nos negamos a que vean a los hijos….
Amigos que quieren pegarse … O mucho peor.

Me da vergüenza que el ser humano sea capaz de comportarse así. Y que solo por cobardía no se atreva hacer lo que hay que hacer.

Mantener su honor y dignidad siempre limpia, integra.
Es lo poco que tenemos de verdad, nuestra persona, lo que somos. Esa es nuestra posesión.
Nuestra posesión es nuestra vida misma. Y podemos hacer con ella una vida digna y bella.
Una parodia, comedía, tragicomedia, drama…. En nuestra decisión esta.

Un ato de valor

Es un acto de valor. No hay otra formula que se pueda explicar para la superación o la toma decisiones más difíciles.

Una vez que sabemos que es lo que queremos y que asumimos los riesgos de manera consciente y sobre todo asertiva, con amor.

Lo único que queda es armarse de valor, tomar una decisión y lo que es más mantener ese valor y esa integridad, para respetar la elección y a ti mismo que eres el que la tomo de forma consciente e inteligente.

Hay que ser inteligente, es algo necesario para poder saber tomar decisiones y creer en ellas, y tener un alto nivel de seguridad a tu favor para que siempre te guíe en lo que estas haciendo.

Si no llega la acción sobre la intención de hacer algo, la situación que vivamos en cualquier contexto se tensara, se acumularan más emociones que no guardan coherencia con lo que quieres, llegarán discusiones, enfrentamientos, cabréos, enfermedad, sufrimiento, angustia, pena… Y la vida es demasiado importante, ¿no crees?. Lo más importante en nuestras vidas, es hacer caso a nuestras vidas.

Trabajar la perseverancia, constancia, claridad, enfoque y fuerza.

Claro que tenemos que vivir relajados, PERO!! no distraídos. Tener memoria, es recordar siempre las cosas importantes, que te hacen ser quien eres, conocerte a ti mismo y ser fiel a esa persona que eres. Respetarte, ser tu mejor versión y hacer todo lo que ese “yo ideal o héroe” haría. De esta manera no habrá más conflictos que los que no dependen de ti y si no dependen de ti, solo puedes aceptarlos, con autenticidad, amor, respeto y serenidad.

Ese es el mayor secreto de una vida libre y autentica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *